Archivos de la categoría ‘Sin categoría’

Una remesa no es más que el envió de algo de una parte a otra, podemos hablar de remesas alimentarias (se envían alimentos), remesas hídricas (envío de cantidades de agua de un estanque a cada hogar) y las remesas de las cuales hablaré en esta entrada, las remesas monetarias, es decir, el envío de dinero de un país, ciudad o banco hasta un destinatario particular.

Desde que se tiene registro histórico el movimiento migratorio ha generado remesas que desde la introducción del dólar a nivel mundial como dinero fidusiario (1971 acuerdos de Bretton Woods) se ha pasado a llamar remesas monetarias, que permiten al migrante ayudar a sus familias ubicada en el país de origen.

Debido a la cantidad de dinero que maneja el mercado de las remesas a nivel internacional los estados han creado leyes, normas y hasta imposiciones con la finalidad de controlarlas o usarlas como base para sus presupuestos y desarrollo. De la misma manera las empresas privadas han ido raudos a por ese mercado, ofreciendo sus servicios intentando pasar por encima o en el mejor de los casos ofreciendo mejores ofertas que el estado.

En el medio de ese panorama de lucha entre estado y empresas privadas se encuentra el migrante, con sus pequeñas cantidades de dinero y con una desorientación supina frente a los procedimientos, formas y estilos para hacer llegar el auxilio financiero a su familia.

En el mercado hay para todos los gustos y colores, desde los envíos por las empresas de especializadas, los envíos por medio de la banca pública y privada de cada país, las transacciones personalizadas, las casas de cambio y lo que se ha dado en llamar la “revolución digital del dinero en la nube”, donde, reunidos en comunidad, grupos de ciudadanos depositan su dinero en una plataforma electrónica que le permite realizar las operaciones básicas de un banco fidusiario.

Empresas especializadas.

Westerm Union y Money Gram son quizás las más conocidas para el envió de dinero y además las más antiguas en el negocio, ellas han perfeccionado sus procesos de envió y recepción de dinero haciéndolas seguras y confiables, sin embargo, sus transacciones tienen intermediarios que cobran sus comisiones, allí tenemos los bancos y los estados con sus impuestos.

He tomado una tabla publicada en marzo de 2.017 por CONDUSEF (Comisión Nacional Para la Protección y Defensa. de los Usuarios de Servicios Financieros) en México, instituciones similares existen en la mayoría de los países latinoamericanos.

Nueva imagen

En esta tabla se pueden apreciar los montos para el envió de 200USD desde EEUU hasta México, como podemos observar:

  • En Moneygram la comisión más económica es de 7.12 USD y la más elevada de 13.14 USD.
  • En Westerm Union,la comisión más económica es de 6.94 USD y la más elevada de 11.92 USD

La diferencia entre los montos máximos y mínimos generalmente radican en la rapidez en que el cliente tiene el dinero, en horas o en días o como lo tiene, en efectivo u online.

Los precios reflejados para México son una referencia válida para  América Latina, generalmente estas empresas mantienen sus tarifas de forma global, cada país latinoamericano tendrá variaciones pero que vienen dadas por las empresas que ejecutan las franquicias.

La banca.

La banca pública y privada ofrece también la posibilidad de recibir remesas monetarias desde cualquier parte del mundo, algunos países han otorgado una atención especial a este tipo de dinero pues es significativo, la tendencia es que tanto la banca pública como privada faciliten el envió y recepción de dinero por medio de la creación de cuentas y convenios con la banca internacional.

El caso venezolano es muy atípico debido a los múltiples problemas que representa el manejo de moneda extranjera, la existencia de un dólar oficial y uno paralelo hace que las personas se decanten por este último debido a su cotización y constante alza.

Las comisiones en la banca, aunque son más bajas que las de las empresas especializadas, en algunos países no terminan de convencer, sobre todo en América Latina, donde hemos sufrido grandes fiascos bancarios en reiteradas oportunidades.

Quizás la manera más cómoda de hacer efectivo su dinero de remesa es por medio de la banca, pero debe evaluar si vale la pena tomando en cuenta las particularidades (impuestos, comisiones, entre otros) de su país, los requisitos y la carga burocrática que Usted tendrá que soportar.

Remesas en la nube.

Dinero en la nube, criptomonedas, transferencias y pagos electrónicos, son solo una pequeña parte del fascinante mundo paralelo del dinero que a decir de algunos expertos, poco a poco irá desplazando el dinero tal como lo conocemos hoy día.

UPHOLD y AirTm son dos de las muchas herramientas útiles para que Usted las use para el manejo de las remesas.

UPHOLD le permite manejar una cartera de monedas bastante amplia, desde el dólar, pasando por el euro, los yuanes, las rupias pero lo más útil para los latinoamericanos que no pueden poseer una tarjeta de crédito en dólares es precisamente esa posibilidad.

AirTm te permite pasar el dinero de una denominación a otra con precios basados en oferta y demanda propios, para mí es como un foro donde tú puedes guardar tu dinero en moneda extranjera y cambiarlo cuando lo necesites, comparativamente si quieres mandar 200 USD te puede salir las comisiones que cobran los intermediarios (plataformas) y cajeros aproximadamente 10USD, con la diferencia que puedes tenerlos disponibles de inmediato en tu cuenta y moneda local.

No me cabe la menor duda que el futuro del dinero será mucho más amigable que en la actualidad, será más humano y con la posibilidad enorme de que tú seas autosuficiente para realizar tus transacciones, si vas a enviar remesas escoge bien el método de envió, para mí el más inteligente es el envió en la nube.


Juan Rondón. Docente de Matemáticas, Cajero AirTM

Anuncios

C_zs_QvXYAIuDbv

En estos días agitados es temerario publicar cualquier cosa en las redes sociales, el extremismo anda suelto y la interpretación a las cosas que publiques puede ser a favor o en contra de sentimientos encontrados, el denominador común es el odio.

Hace unos años conversaba con un amigo sobre un fenómeno social muy interesante pero triste, mucha gente está convirtiendo su realidad en lo que sucede en sus redes sociales, sus amigos son los que estén agregados (así nunca hayan tenido contacto con ellos en la vida real), se pelean con ellos por chat, por mensaje privado o en los muros o timeline. Son capaces de odiar o terminar amistad de años por un post o tweet, y hoy vemos que un simple comentario te hace cómplice de una afinidad política. Es terrible, hasta el mismo amigo con quien debatía este tema anda en aquello que un día fue capaz de identificar en otros.

Los distintos episodios históricos del país han dejado huella en las amistades y relaciones familiares, sin embargo, a estas alturas del siglo es de suponer que hemos aprendido a entender que la vida real es aquella que ves y sientes en la calle, en tu casa, a tu alrededor, y no es el circulo virtual de tu Facebook, tu Twitter o tu Instagram, muchas veces las personas que más te aman y respetan no usan esas herramientas.

Luego de esta introducción debo narrar lo que sucedió con unas publicaciones hechas por mi y que están generando un terremoto de odio en el gremio montañero. Tiene que ver con la moda de tomarse una foto con la bandera volteada. Cada vez que veía una foto con esas características solo tomaba la foto, la volteaba para que los colores de la bandera aparecieran correctamente en orden y la publicaba en mis redes con el hastag #DesagravioAMiBandera.

El día domingo recibo en mi WhatsApp una foto con el busto del libertador en la cumbre del Pico Bolívar (fotografia que abre este post) y una bandera puesta con los colores invertidos. La foto muestra a al Busto de Bolívar cual manifestante actual. Me indigne, pero hice lo que tenia por procedimiento automático, rote la foto y envié un tweet (lo mismo en Facebook y en mi estado de WhatsApp) con el hastag correspondiente.

Al llegar a mi casa, en la noche del domingo (día de las madres) reviso en mi cuenta de Facebook un mensaje privado que me indica quien es el responsable de la foto y el siguiente mensaje:

Por irresponsabilidad de este señor se dificultará el ascenso a otros montañistas

Mi cabeza empieza a luchar entre lo racional e irracional y empiezo a recordar todo lo que he escrito sobre el teleférico:

Pero la guinda de la corona es:

Todas las entradas me han ganado amigos y enemigos, algo natural pues no todos somos iguales. Afortunadamente el mundo es diverso.

En fin, pensé, pero ¿por qué el teleférico de Mérida va a hacer pagar a todos los montañistas y guías por la actuación de una persona?, así que me dedique a buscar quien era el responsable y pensé que el responsable así como fue valiente para publicar su foto, no iba a tener inconveniente para asumir su responsabilidad ante quien fuera.

Así pues fue muy fácil encontrar esto en Instagram:

IMG_20170515_093147

Publico entonces en mi muro de Facebook y en Twitter lo siguiente:

Screenshot_2017-05-15-20-53-34

No conozco a Kevin, pero supuse que algún amigo o allegado lo conocia y en efecto al día siguiente (o sea ayer lunes 15 de mayo 2.017) un amigo me dice algo así:

¡Yo a ese chamo lo conozco, nah, no puede ser, él no se mete en esos peos!

Por cosas de la casualidad al mediodía llamo a mi amigo quien me dice, que está con Kevin hablando sobre lo ocurrido, así que decido hablar con él para aclarar un poco el contexto de la foto, sin muchos detalles en algunas palabras, este fue más o menos el dialogo que tuvimos:

Kevin: chamo no pensé que esa foto fuese a crear tremendo rollo, esta mañana me levante y veo un millon de me gustas a la foto en Instagram y varios panas y conocidos en Facebook tenían la foto de perfil, además me han llamado para mostrarse solidarios y vaina.

Yo: verga chamo, chimbo, pero ¿cuando tomaste esa foto?

Kevin: No, esa foto la tome hace como un año y como tenia teléfono no había publicado nada en Instagram, así que la conseguí y la publique, pero sin ninguna intención.

Yo: bueno, fíjate, la están usando para la vaina política, hasta yo mismo la tome y la puse al revés con un mensaje, que voy a aclarar luego de hablar contigo, hay que tener cuidado con lo que se publica y mas en estos tiempos.

Kevin: si chamo, yo voy a borrar esa vaina, no quiero meterme en problemas, yo no soy político.

Palabras más, palabras menos, así discurrió mi dialogo telefónico, Kevin me dio confianza, le sentí ese espíritu de solidaridad, espíritu montañero, así que decidí actualizar mi post así:

Screenshot_2017-05-15-20-58-05

A partir de ese momento mis redes se empiezan a mover, insultos, maldiciones y todo ese cóctel de palabras que están muy de moda en las redes para referirse a quienes asumen una parcialidad política, pueden ver semejante muestra de amor a continuación:

Pero la cosa no queda allí, el espíritu montañero de amor, solidaridad y respeto brota con publicaciones como esta, acompañadas del tradicional adjetivo hacia los Andinos (gocho):

Nueva imagen (3)

https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Frosawestermeyer%2Fposts%2F10155291023107380&width=500

Así las cosas, hoy martes 16 de mayo de 2.017 soy un señalado, quizás en mi próxima excursión o expedición seré victima de un linchamiento verbal, cortaran mi cuerda mientras baje el Pico Bolívar o sencillamente me empujaran al barranco, seguro ya me asociaran por mi apellido a un conocido político y mis datos serán publicados en las redes para proceder al ataque moral, pues es así que este país debe cambiar.

Llevo años publicando mi blog, con cosas a favor o en contra de lo que considero mi verdad, respeto las opiniones ajenas, pues eso me lo enseñaron en casa, mi realidad es aquella que vivo diariamente en la calle en mi trabajo, mi realidad no es Facebook, Twitter o Instagram, así que sigo siendo amigo de mis amigos reales, a pesar que hoy me insultan y denigran, no dejare de amarlos, quererlos y apoyarlos cuando sea necesario. Aquellos que están en mis redes y que aunque no los conozca de vista o trato están allí, los respeto, se que en algún momento nos cruzaremos en la montaña y allí no valdrá de mi parte ningún insulto o mala mirada.

Mis disculpas a Kevin si he generado algún tipo de problemas, en tal caso, abierto estoy para que sea la interacción personal la que nos ayude a solventarla, no las redes sociales.

¡Mientras tanto, seguimos en la lucha diaria para sobrevivir a esta circunstancias que nos ha tocado vivir!

Presentación1

Quiero ser corto y preciso, hoy 15 de Enero de 2.016, Día Nacional de Maestro en Venezuela.

Desde que empece a trabajar en el sistema educativo venezolano, hace poco más de 10 años, me he hartado de escuchar una letanía de quejas diaria en mis colegas, pero también he visto a otros colegas con una actitud de hierro, como aguantando el viento en pleno huracán.

En esta festividad andamos mas “arrechos” que nunca, por varias razones: la crisis económica terrible que vivimos y la vaciladera que el patrono nos tiene en la discusión del Contrato Colectivo.

Lo más común es escuchar a mis colegas “mentar la madre” al ministro por su falta de solidaridad con el gremio, y es aquí donde enfoco mi reflexión:

¿Qué puede esperar un trabajador de un patrono?, ¿acaso el patrón, independientemente de donde venga, no va a cuidar sus intereses o los que le indican que defienda?, ¿es efectiva la descarga de “arrechera” hacia el patrono, es decir hacia el ministro?

Yo lo tengo claro, el Ministro del Poder Popular para la Educación, Profesor Rodulfo Perez, al igual que los ministros anteriores, hacen su trabajo de manera excelente, su función es maximizar el trabajo o la fuerza laboral al menor costo posible, y eso se logra contratando a la mayor cantidad de personas pagando lo menos posible. Así que lejos de insultar al Ministro yo lo felicito, sin duda es un excelente gerente digno de ser contratado por las más grandes empresas transnacionales del planeta.

Entonces, ¿la catarsis docente debe dirigirse hacia donde?, también lo tengo claro, la “arrechera” docente debe dirigirse a nuestros sindicatos y gremios encargados de discutir la contratación colectiva, esos cuyos logotipos engalanan esta entrada y que años tras año, a través de 7 contrataciones colectivas no han hecho más que aceptar todo lo que el patrono dice, promete y nunca cumple.

El día que los docentes dejen de “arrecharse” con el Ministro y empiecen a pagar su arrechera con los sindicatos, ese día queridos colegas, comenzaremos a mejorar nuestro nivel de vida.