Archivos de la categoría ‘Búsqueda y Rescate’

En Medio de una ola de calor atípica, el fenómeno del niño que aún no llega a su punto máximo y el quehacer diario de quienes vivimos en Mérida, apenas nos hemos percatado de la despedida que nos da el Glaciar Norte del Pico Bolívar.

El Collage de fotos de esta entrada es la muestra más cruel de esta despedida, de un glaciar que hasta hace un año era el espacio de practicas para la homologación de guías de montaña.

Quedaran en la memoria la excitación de mi mente y cuerpo al tocar su milenario glaciar, el frió, sed y cansancio producto de escalar sus verticales paredes y sobre todo el necesario contacto con el desafió y la historia que nos dio ese inmenso pedazo de hielo durante años y que reposan en los libros y cuentos transmitidos de boca en boca por quienes marcaron su existencia.

Se nos va la norte de Vinci, de Bourgoin y el equipo de montañistas que intentaron subirla por primera vez, se va la norte que implicaba profesionalismo y depuración de los montañistas venezolanos.

Ahora cambiará la manera de escalarlo, cambiara la concepción de atacarlo para llegar a la cumbre rocosa, de vez en cuando nos brindara el espectacular manto de nieve. Seguirá dándole la cara a la ciudad un inmenso pedestal de rocas que continua marcando el punto más alto del país.

 

Estoy seguro que muere el Glaciar Norte, pero nace una nueva etapa de ascensos, pues la montaña sigue estando allí.

 

 

El titulo de esta entrada muestra una estadística formidable jamás presentada en la historia de la Búsqueda y el Rescate en Montaña en el estado Mérida, quizás pueda ser confirmada o refutada por Alejandro Liñayo con su página CIGIR.ORG, quienes manejan una completa base de datos sobre los accidentes en montaña, por ahora, siguiendo mi memoria y mi vivencia ratifico ampliamente el titulo.

Hay razones para que esto ocurriera, las voy a explicar, pero aclaro antes que me caigan a palo, según mi punto de vista, el cual puedo expresar libremente asumiendo la responsabilidad debida.

El Jueves 2 de Abril se informa de una persona con posibles síntomas de mal de altura a nivel de Pico Espejo, quien es evacuada desde el Pico Bolívar por miembros del Grupo de Rescate Domingo Peña hasta el sector Vértigo, desde allí hasta la estación Pico Espejo es trasladada por miembros y aspirantes del Grupo Andino de Rescate, quienes finalmente hacen el traslado hasta Loma Redonda ya que no había posibilidad de trasladar en teleférico. INPRADEM y BOMBEROS solo prestan el apoyo institucional y la noticia no TRASCIENDE.

El Sábado 4 de Abril se conoce de un lesionado a nivel de la Cara Norte del Pico Bolívar, en el sitio se encuentran guías y montañistas así como los miembros y aspirantes del Grupo Andino de Rescate como parte del Operativo Semana Santa 2.015 y el XXVII Curso de Rescate. Carlitos Pineda resulta ser el involucrado, se logra resolver la situación en un principio con 2 miembros del Grupo Andino de Rescate y 4 Bomberos del estado Mérida luego como segunda avanzada apoyan miembros de la Asociación de Guías del estado Mérida y un bombero. De nuevo INPRADEM y BOMBEROS prestan el apoyo que como instituciones les corresponde y evitan al máximo involucrarse en las labores organizativas del rescate. Carlos logra bajar el Domingo a la ciudad de Mérida, desde aquí mi saludo, abrazo y deseo de pronta recuperación.

Carlos Pineda subiendo al Pico Espejo

Carlos Pineda subiendo al Pico Espejo – Fotografía bajada del portal web de el-nacional.com

El Viernes 3 de Abril se informa la desaparición de 9 ciclistas que iban a realizar la ruta Mifafi – La Culata; BOMBEROS, INPRADEM e INPARQUES asumen el control total de la operación, solo bajo la mirada gacha y a regañadientes logran opinar y dar su aporte algunos miembros de los grupos voluntarios, se organizan rutas de búsqueda y se comienza el trabajo en GoogleMaps o GoogleEarth, para el domingo 5 de Abril, día en que me aparezco por el Centro de Operaciones, habían descartado algunas rutas, no se bajo que criterios, pues al parecer las comisiones que salieron a los sitios apenas llegaron y se devolvieron, otros iban con la intensión de hacer la ruta lo mas rápido posible y hasta donde pude acceder a la información ninguna comisión reporto señales de rastros o pistas de los 9 ciclistas, ¡y vaya que 9 bicicletas en zona de páramo deja un buen rastro!, tampoco hubo comisión que entregara en el Centro de Operaciones una constancia de verificación de la zona recorrida, es decir, por lo menos cada comisión debía haber entregado una coordenada GPS del sitio desde donde partió hasta donde llego y el patrón de búsqueda ejecutado.

Hasta el Domingo en la mañana el sector del Alto de Mucumamó había sido descartado, la sorpresa (para algunos, no para mi) fue que los perdidos estaban devolviéndose por el lado del Alto de Mucumamó y desde allí los vieron los rescatistas, pasaron la información al Centro de Operaciones y de una vez la prensa y los medios dieron la noticia: Rescatados los 9 ciclistas desaparecidos en el Parque Nacional La Culata.

De más están mis apreciaciones respecto a como las instituciones llevan adelante una operación de Búsqueda y Rescate, bastante he escrito al respecto y de verdad que ya me da fastidio volver a hacerlo, así que ahora solo puedo decir que efectivamente se cumplió lo que decía a mi circulo de amigos y compañeros de rescate: “nunca llegaron al Alto del Pan de Azúcar y saldrán solos”.

Retorno de los ciclistas desaparecidos

Retorno de los ciclistas desaparecidos

Sin lugar a dudas las condiciones físicas y experiencia de los involucrados, entre quienes está Ramón, ahijado de promoción, amigo y compañero del Grupo Andino de Rescate, me hacia sospechar que la situación iba a ser resuelta por ellos mismos pues una vez más las practicas, métodos y procedimientos de Búsqueda aplicados desde el Centro de Operaciones (repito para que no me caigan a piña, según mi punto de vista) eran lo más pirata que se podía hacer.

En definitiva, el no involucramiento de las instituciones en los rescates de la Sierra Nevada y las excelentes condiciones físicas, experiencia y el número de personas involucradas en la perdida de La Culata ayudaron  a que la estadística en la Semana Santa 2015 fuese cero victimas fatales en montaña, un logro alcanzado gracias a las circunstancias, no a las políticas de las instituciones del estado.

Para leer el relato de los perdidos hacer ¡click aquí!

Unidad de Búsqueda y Rescate en Montaña del Teleférico de Mérida

Por último quiero saludar la conformación de una unidad de Búsqueda y Rescate en Montaña en el Teleférico de Mérida, a partir de ésta semana un grupo de 4 rescatistas comenzarán sus labores exclusivas de Búsqueda y Rescate en la Sierra Nevada de Mérida, sin duda una apuesta por la profesionalización de la Búsqueda y Rescate en  Alta Montaña y sobre todo una apuesta a la prestación de un servicio turístico de calidad para los turistas que visitarán las instalaciones del nuevo sistema.

Esta unidad servirá de apoyo a todas las labores de Búsqueda y Rescate en la Sierra Nevada y ojala reciban la ayuda necesaria de las demás instituciones y no sea objeto de intereses mezquinos poco saludables tal como hasta ahora ha sucedido en el ámbito del rescate en Mérida.

¡Éxito Ecio y Cadieres!

Nota de actualización del 8 de abril 2.015.

Lo fascinante de escribir por este medio es la interacción que puedes tener con quienes te leen, luego de la publicación del presente articulo han salido raudo y veloces quienes lo apoyan y quienes tienen alguna objeción, cosa normal en la vida, yo sin ningún tipo de complejos procedo a rectificar lo que he hecho mal en el texto, así como agregar lo que considero necesario para darle una mejor contectualización a los relatos.

En esta oportunidad quiero agregar parte de una interacción que un lector del articulo me hizo llegar (me reservo el nombre) y que ejemplifica lo mal que actuaron las instituciones durante la búsqueda de los 9 ciclistas (según mi criterio), dejo a cada quien sacar sus propias conclusiones:

el día Jueves 2 a la media noche se da el primer reporte en el Jarillo de los 9 ciclistas que no llegaron a destino como era el plan. A las 10 am, no habian podido accesar al area de la ruta que iban a seguir. Asi que un grupo de 5 ciclistas fueron a buscar rastros, para reportarlos vía radio al centro de operaciones. Hicimos el reporte de la zona donde vimos la ultimas huellas, para que al día siguiente se hiciese una búsqueda en area ya delimitada, hora de la transmision 17:30 hrs. Al salir a la culata, tuvimos la suerte de que los amigos no hicieron caso de lo que les dijo las autoridades, supuestamente nos iban a buscar. Una vez llegamos a Merida, nos fuimos a Imparques, y para sorpresa, no habia nadie…… al dia siguiente, los que fueron a buscar no tenian un area definida de busqueda, lo que hizo que perdieran 1 dia. La preocupacion no fue normal, asi que salio otro grupo de 4, para bajar lo antes posible a la zona de Mucumamo, salimos a las 02:30 hrs del alto de mifafi. vivac a unos 100 mts de desnivel del alto de muchuntuy -(en este alto fue que salieron, la via normal a Mucumamo), al despertar, recogimos nuestras cosas y escuchamos los gritos, mi compañera salio a buscar a las comisiones que estaban llegando al alto de Mucumamo, en la cual venia guiada por el prefecto de la toma.

No se cuantos participaron en la búsqueda, pero estoy seguro que con la rastreada en bici se ahorraron muchas horas hombre….

no confiaban que pudiesemos hacer la ruta en la noche y con invierno

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En Agosto no pude desperdiciar la oportunidad de subir al Reino de la Lagunas, he aqui algunas fotos.

Recorrido hecho en solitario.

Luego agrego mas detalles.