Carlos León Mora: Basura e Inmoralidad

Publicado: 31 agosto, 2012 en Comunidad, Noticias de Revolución
Etiquetas:, , , , , , ,
Declaraciones de Carlos Leon Mora respecto a la problematica de la basura en Mérida. Pico Bolívar. 29 de Agosto de 2012

Declaraciones de Carlos Leon Mora respecto a la problematica de la basura en Mérida. Pico Bolívar. 29 de Agosto de 2012

La desfachatez y la inmoralidad son (igual que los desechos a los cuales tradicionalmente denominamos basura) generadores de enfermedades cuya sintomatología  en mi caso, comienza con una picazón en la cabeza y en su punto máximo de desarrollo se convierte en nauseas. Este malestar físico me los produjo Carlos León Mora, ex alcalde de Mérida, al salir a la palestra pública queriendo dar lecciones de gerencia a Lester Rodríguez debido a la incapacidad gerencial de este en el manejo de la problemática en la recolección de la basura en el Municipio Libertador. Carlos da las declaraciones bajo un cargo que nadie sabe para que sirve (Director de Política Integral de la Gobernación de Mérida) y que seguro lo inventaron para que dejara de deambular como zombi en las instituciones pidiendo un carguito.

Debemos recordar y sobre todo recordarle a Carlos León Mora, que la problemática de la basura en Mérida tiene hondas raíces y algunas de ellas lo tocan en su plexo solar, por eso quiero recordar aquí cuales fueron las políticas de Carlos León Mora durante su gestión, las cuales lejos de ayudar a solventar los problemas del manejo de desechos sólidos, contribuyeron a deteriorarlo, política dirigida a mantener una actitud servil frente a empresarios chulos del estado venezolano (SINCREBA) y un total desprecio por la lucha obrera en nuestro estado (Cooperativa La Rosa Mística de San Benito, de trabajadores de la Planta de Procesamiento de Desechos Sólidos en Lagunillas).

Comencemos desde el principio.

El Ejecutivo Nacional finalizando el segundo gobierno de Caldera, aprueba los recursos para que en el estado Mérida se instale una Planta de Tratamiento de Desechos Sólidos, la misma es de tecnología europea y se presentaba como la respuesta inteligente, culta y deseada por los merideños. Esta planta al instalarse, permitiría seleccionar y clasificar los desechos (basura), una vez separados cada uno iba a ser llevado a una planta que los procesaría, es decir, una gran correa deslizante lleva los desechos recolectados hacia distintas áreas, en las cuales se separa el papel, cartón  metal, desecho orgánico, vidrio; luego el papel seria procesado y reciclado así como el cartón,  metal, plástico, y lo orgánico se convertiría en abobo. Aunque Usted no lo crea, teníamos la más alta tecnología en el manejo de los desechos sólidos y el reciclaje produciría productos que vendidos contribuirían al mantenimiento de la planta y las arcas municipales.

Tiempo atrás se había conformado una mancomunidad de municipios (Santos Marquina, Libertador, Sucre, Campo Elias y Rangel), quienes de acuerdo a la densidad poblacional asignan recursos para fortalecer la recolección y disposición de desechos sólidos. Esta mancomunidad decidió entregar la novísima Planta de Tratamiento de Desechos Sólidos en forma de concesión a una empresa llamada SINCREBA Mérida C.A. (Sistema De Incineración y Reciclaje de Basura Mérida, C.A.) y cuyo propietario es Ricardo Vielma (C.I. 4.489.530).

Ricardo Vielma y su empresa, sin invertir un solo bolívar en la construcción de esta planta, comenzaron a administrarla bajo la figura de esclavismo laboral, mantenían subcontratados a más de 200 personas ganando menos de sueldo mínimo, trabajando hasta 12 horas, sin las medidas de seguridad laboral e higiene que el estado venezolano exige a toda empresa. Cuando Chávez llega al poder este adeco logra mantener la administración de la Planta Procesadora de Desechos Solidos de Lagunillas y como muchos empresarios, transformaron la explotación laboral existente en forma de subcontratación de cooperativas, es decir, hizo que los obreros se reunieran y fundaran una cooperativa que él posteriormente contrato para hacer el mismo trabajo que tenían y en las mismas condiciones. A estas alturas de juego (año 2007) Ricardo Vielma era más Chavista que Chavez.

Para 2007 se encontraba al mando del municipio Libertador el señor Carlos León Mora y los obreros de la Planta de Tratamiento cansados de explotación y enfermedades, confiando en la propuesta de Chavez de Control Obrero de las empresas abandonadas por sus dueños, deciden tomar las instalaciones de la Planta y trabajar sin el yugo de Ricardo Vielma y su empresa SINCREBA, a la vez hacen las denuncias en todos los medios e instituciones posibles sobre el modelo esclavizante de trabajo al que eran sometidos.

Fue sorprendente para quienes acompañamos el movimiento obrero de Lagunillas (lo apoyamos en la constitución de la Cooperativa La Rosa Mística y aupábamos la constitución de una empresa de propiedad social, manejada con capital estatal y administrada por sus trabajadores) recibir la noticia de parte del Alcalde Carlos León Mora sobre la ratificación de la concesión a SINCREBA además de la inmediata toma policial de la planta con los consabidos desalojo de obreros. El Ministerio del Trabajo nunca se pronuncio sobre los reclamos de los trabajadores y el defensor del Pueblo acudió al sitio a defender al empresario, esto resulto ser el zarpazo a lo que podría haber sido un bonito experimento de control obrero y una verdadera identificación de Carlos con los valores socialistas que predica Chavez. Solo quedo para la historia un pronunciamiento del Tribunal Supremo de Justicia  (http://www.tsj.gov.ve/decisiones/spa/Abril/00320-18412-2012-2009-0153.html) donde se prohíbe enajenar y gravar bienes de la empresa así como un embargo preventivo a sus bienes.

Carlos, ese que el pasado 29 de agosto sale en la prensa regional exigiéndole a Lester que recoja la basura, cerro toda posibilidad de control obrero en la Planta de Tratamiento de Desechos Sólidos, permitió que Ricardo Vielma y su empresa SINCREBA terminaran de desmantelar lo que quedaba de esa planta, permitió el saqueo de equipos y materiales comprados con dineros del estado. Luego, cuando se hizo evidente que de la planta no quedaba nada, la mancomunidad, y por supuesto Carlos a la cabeza, deciden rescindir la concesión a SINCREBA. Lo más impresionante de todo es que ningún alcalde revolucionario de la época exigió una investigación sobre el daño hecho al patrimonio del estado.

Esa fue la política de este pequeño hombre en la historia de una Mérida culta, educada, y sobretodo limpia, por eso Carlos, es mejor que te ahorres los consejos…

Videos relacionados:

  • Vive TV entrevista a obreros tomistas
  • Planta de Tratamiento de Desechos Solidos bajo control obrero
  • ¿A quien defiende el defensor del pueblo?

Enlaces relacionados (quizas te interesen):

Anuncios
comentarios
  1. […] Carlos León Mora: Basura e Inmoralidad « JERF dice: 31 agosto, 2012 a las 15:17 […]

  2. […] En Mérida un colectivo se resteo con ellos (Colectivo Libre Aquilez Nazoa) y mi persona, como representante del voluntariado adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Protección Social (MPPPS) decidimos darle todo el apoyo a ese grupo de trabajadores explotados vilmente por una empresa de dudoso origen: SINCREBA (véase Carlos León Mora: Basura e Inmoralidad http://jerf.me/2012/08/31/carlos-leon-mora-basura-e-inmoralidad/). […]

Gracias por leer mi articulo, si deseas deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s