Teleférico de Mérida: Trabajadores – medio ambiente – ¿desarrollo?

Publicado: 4 junio, 2012 en Montañismo y Escalada, Turismo
Etiquetas:, , , , , , ,
Del libro: Historia de La Sierra Nevada de Mérida, Carlos Chalbaud Zerpa, Capitulo 30.

Del libro: Historia de La Sierra Nevada de Mérida, Carlos Chalbaud Zerpa, Capitulo 30.

El pasado viernes 1 de Junio llego a mi buzón de correo un articulo publicado por los compas del portal LaClase.info, el articulo está disponible en el siguiente enlace: Violaciones a los derechos de los trabajadores y ataques al medio ambiente en la reconstrucción del Teleférico de Mérida. Con el permiso de uno de los compañeros de LaClase.info transcribí íntegramente el artículo en este blog y lo pueden leer más abajo. En relación a la idea principal del articulo, “Violación de los derechos de los trabajadores y ataques al medio ambiente”, no me cabe la menor duda respecto a lo segundo.

En lo que va de año he accedido al Parque Nacional Sierra Nevada 4 veces, por las víasLa Mucuy y Mucunutan, he observado y puedo dar fé de lo siguiente:

El Trabajo y Los Trabajadores.

Frío, nieve, lluvia... No hay dudas sobre e DURO trabajo en Pico Espejo

Frío, nieve, lluvia… No hay dudas sobre e DURO trabajo en Pico Espejo

No es fácil trabajar por encima de los3000 metros de altitud, con clima adverso (lluvia, granizo o nieve), como obrero o como ingeniero. Las labores en el Teleférico de Mérida deben ser duras, en especial los turnos nocturnos (hay turnos de trabajo que terminan a las 10 pm en la estación Loma Redonda).

En Semana Santa observe que las estaciones Pico Espejo, Loma Redonda y La Aguada, fueron completamente destruidas, la razón principal fue la instalación de maquinarias imposibles de trasladar  y ubicar en los pasillos o espacios de la antigua estructura.

El trabajo en Pico Espejo es excepcional, hay algunos trabajadores, compañeros de andinismo y escaladores con años de experiencia, que se han colgado en el flanco norte de Pico Espejo para la instalación de una estructura metálica que soportara las bases de 40 metros de exposición al vació de la estación Pico Espejo.

Trabajo en altura, a 4765 msnm, Flanco Norte de Pico Espejo

Trabajo en altura, a 4765 msnm, Flanco Norte de Pico Espejo

Un poco de historia.

La construcción del Teleférico de Mérida fue descrita por Carlos Chalbaud Zerpa en el capitulo 30 de su libro: Historia deLa Sierra Nevadade Mérida (enlaces para consultar el libro al final de esta publicación); es triste leer que lo que iba a ser el proyecto inicial nunca llego a concretarse. El proyecto inicial tenia planteado un hotel con 60 habitaciones en la Estación La Montaña, en La Aguada cabañas y una fuente de soda, en Loma Redonda pista de Patinaje, Restaurante y Cabañas y en Pico Espejo un Hotel con 25 habitaciones, además facilidades y refugios para los andinistas. Nada de lo descrito se concreto debido a la caída del gobierno de Marcos Pérez Jiménez, tras lo cual se montaron en el poder los Adecos y Copeyanos quienes consideraban todo lo hecho por el dictador como gastos suntuarios y se declararon enemigos del proyecto, quisieron acabarlo  vendiendo lo que ya estaba comprado como chatarra a otros países, entre ellos México (país que quería construir un teleférico hasta la cima del volcán Popocatepelt).

Estadísticas sobre trabajadores muy concretas y claras sobre la construcción del Teleférico de Mérida en 1.956-1.959

Estadísticas sobre trabajadores muy concretas y claras sobre la construcción del Teleférico de Mérida en 1.956-1.959 (Historia de La Sierra Nevada de Mérida, Carlos Chalbaud Zerpa, Capitulo 30)

No cabe duda el papel fundamental del obrero de ayer y de hoy en esta importante obra, pues contrario a lo que un obrero en la ciudad hace, el trabajador en alturas superiores a 3000 msnm debe exponerse al poco oxigeno y a un mal latente, que puede atacar en cualquier momento y a cualquiera: mal de atura; con sus complicaciones que generan la muerte en cuestión de horas: edema pulmonar o cerebral.

Se de buena fuente que el pago a los trabajadores es “bueno”, inclusive se les da un bono por asistencia, es decir, aquel obrero que asista todos los días que le corresponde durante el mes de trabajo, será recompensado con un pago extra (¿será que en socialismo se debe estimular el trabajo de esa manera?), sin embargo los detalles del contrato colectivo los desconozco, quizás me ponga a investigar al respecto, es interesante conocer los alcances desde el punto de vista de la ley, así como desde el punto de vista del tipo de trabajo de altura, que en Venezuela solo se hace en Mérida y de esa manera generar debate y jurisprudencia en materia laboral.

Doy fe de la dotación de “buenos equipos” (vestimenta y equipos de seguridad) a los trabajadores, de acuerdo a las normas europeas (CE) y las normas del alpinismo mundial (UIAA), pero es evidente también que dichos equipos deben ser repuestos a cada trabajador de manera rápida y constante.

Pero no todo es perfecto, también se que ésta es una obra emblemática y que el gobierno le está poniendo además de los dólares necesarios (o no necesarios) toda una cantidad de facilidades incluyendo el llamado “cero trabas” a nivel de inspecciones de las instituciones gubernamentales. Para nadie es un secreto que INPSASEL “sirve” para las empresas privadas, pero para empresas del estado o instituciones del estado donde se presentan casos de violaciones de los derechos laborales, INPSASEL se hace el loco (RETO: ¿Cuantos ministerios, instituciones, empresas del estado o similar, conoce Ud. que ha sido sancionada, multada o notificada luego de denuncias por violación a la normativa laboral vigente? Si conoce un solo caso por favor notifiquemelo, eso sería jurisprudencia que ayudaría a otros compañeros trabajadores en sus luchas y reivindicaciones).

Se debe investigar y poner atención a denuncias de violaciones de derechos laborales en el Teleférico de Mérida, las empresas Venezolanas agrupadas en Consorcio de Altura están contratando personal de manera tercerizada, mientras las empresas extranjeras están ganando en dolares, enriqueciéndose y sacando los reales del país. De transferencia tecnológica aún no sabemos nada, pues no he escuchado a ningún personero del gobierno decir donde se van a construir las fabricas de guayas e implemento y repuestos para los distintos teleféricos del país.

El ambiente, ¿aprovechamiento o destrucción?

Más de 20 años tengo visitando el Teleférico de Mérida, recuerdo que mi madre nos llevaba por medio de un pase familiar gratuito que un tío nos conseguía como parte de los beneficios a los trabajadores. En mis memorias tengo las vistas hermosas, los paseos por la nieve y sobre todo aquel viejo refugio en Pico Espejo, que fueron inspiración para posteriormente, como adolescente, desarrollar mi amor y espíritu hacia el montañismo y la escalada como deporte.

Tuve la suerte de conocer el Sistema Teleférico de Mérida durante mis pasantias como Bachiller Técnico Medio en Electrónica, así que recuerdo toda la estructura y funcionamiento; en algún lugar de mis papeles debo tener aquel informe. La estructura del Teleférico con sus bases, a pesar de mi limitación en conocimientos de ingeniería, podría calificarla de fuertes y muy bien hechas. Quizás un poco de descuido en las afueras de cada estación, pero por dentro eran de excelente confort, permitía a turistas y montañistas disfrutar de la tecnología a gran escala.

Creo que la paralización del Teleférico y el posterior anuncio de renovación o reconstrucción, fue realizado entre gallos de media noche y algunas copas de vino o whisky bien caro. Fue muy extraño que luego de las rumbas denunciadas por prensa regional en las instalaciones del teleférico (durante la gerencia de Elian Silvio), de un día para otro se declare el cierre definitivo de todas las estaciones del Teleférico de Mérida,  no fue sino hasta hace un año que se conocieron algunos detalles sobre la nueva estructura, que tampoco cabe dudas, es una propuesta netamente europea.

El Gobierno debe dar más detalles acerca de la nueva estructuras del teleférico de Mérida, sobre todo en lo referente a la parte ambiental.

Conversando con Pedro Peña, nieto del legendario Domingo Peña, primer hombre en conquistar la cumbre del Pico Bolívar, nos mencionaba que su casa era bombardeada casi todos los días por piedras, cemento y otros materiales que el Helicóptero subía hacia la estación La Aguada. El bombardeo se producía por los “normales desprendimientos” que se hacen al momento de trasladar material de construcción vía aérea. Debe recordarse que dicho helicóptero es de la empresa Suiza y su piloto cobra en dólares por cada hora de vuelo. ¿Era necesario usar un helicóptero para llevar materiales de construcción cuando existe un teleférico de carga completamente operativo y funcional hasta la estación Loma Redonda?

Ni hablar del impacto ecológico que implica subir a Pico Espejo el doble de personas de la capacidad antigua del teleférico. ¿A donde irán los desechos?, ¿como se tomaron en cuenta estas variables en el nuevo proyecto?

Durante la Semana Santa, prácticamente se estaba prohibiendo el acceso a los Picos Bolívar, Toro y Espejo, debido a detonaciones en el Flanco Sur de Pico Espejo que podrían provocar aludes de roca en las vías de escalada. Lo más impresionante de todo será lo que viene, pues al último tramo le van a hacer un par de torres, eso implica detonar la roca del Flanco Norte de Pico Espejo para hacer las bases, ¿se tiene medido el impacto a nivel de lo que queda del Glacial norte de Pico Bolívar?.

Resulta evidente también que no se está utilizando prácticamente nada de la estructura vieja, algo muy lamentable y que evidencia el proyecto poco ecológico y fuera de la tendencia general en el mundo: reusar y reutilizar. ¿Será que a la empresa Doppelmayr le es más rentable destruir y rehacer totalmente el Teleférico de Mérida?

¿DESARROLLO?

Sería un precedente nefasto apuntalar el desarrollo de Mérida en políticas de “vista gorda”, es decir, políticas donde la necesidad de un proyecto como el teleférico, genere la “vista gorda” de instituciones como el Ministerio del Ambiente, INPARQUES, el INPSASEL o el Ministerio del Trabajo. Este tipo de conductas nos llevarían a justificar cualquier calamidad ambiental como carreteras en Parques Nacionales, hoteles; o como ocurrió durante el fatídico gobierno de Carlos León Mora enla Alcaldíade Mérida: la construcción de una bomba de gasolina a menos de 5 metros del Río Albarregas (Zona Protectora), específicamente la llamada Bomba de La Mata.


A continuación el articulo tomado de portal www.laclase.info

Violaciones a los derechos de los trabajadores y ataques al medio ambiente en la reconstrucción del Teleférico de Mérida

Vie 01/06/2012 – 20:09

El Teleférico de Mérida, una obra onerosa.jpg
Por:

Laclase.info

La reconstrucción del Teleférico ha levantado expectativas en la población merideña por su importancia para el turismo local, uno de los principales rubros económicos de la región, pero esta emblemática obra está siendo ejecutada con enormes perjuicios para el ambiente y con ataques arteros a los derechos de los trabajadores. A continuación presentamos un trabajo de investigación realizado por el equipo de Laclase.info, por medio del cual se ha podido indagar en gravísimos problemas laborales y ambientales que son un secreto a voces en Mérida, pero son silenciados por la prensa estatal y privada, por cuestiones de conveniencia política y económica.

¿Hacía falta demoler el Teleférico de Mérida para reconstruirlo?

Opiniones de ingenieros, arquitectos y maestros de abañilería que trabajan en las obras de reconstrucción del Teleférico más alto y largo del mundo, consultados por Laclase.info bajo la condición de anonimato, coinciden en opinar que “no hacía falta una total reconstrucción del Teleférico, en vista de que sus estructuras se encontraban en buen estado en más de un 70%”. Las torres que soportan el sistema, sus bases, los anclajes y la propia estructura de las 5 estaciones que lo conforman se encontraban firmes sin problemas estructurales al momento de iniciarse los trabajos. Admiten que las estaciones se pudieron haber remodelado estéticamente y reparado en ellas todo lo concerniente a instalaciones y servicios de agua, electricidad etc. Igual se pudo haber hecho con el sistema de tracción, guayas y cabinas sin haber tenido que demoler y arrancar de raíz todo el sistema en su conjunto. Tan fuertes y sólidas están las estructuras que han debido utilizar potentes químicos para tratar de fracturarlas y hasta han debido realizar implosiones con pólvora y dinamita en la propia cara de los inspectores del Ministerio de Ambiente e Inparques, violando la normativa que preserva el Parque Nacional Sierra Nevada. El equipo de Laclase.info se dirigió a estas instancias para conocer su opinión sobre el uso de explosivos de alta potencia en las obras del Teleférico, y se obtuvo por respuesta que los funcionarios de estas entidades estatales están obligados a callar “por tratarse de una obra que rendirá frutos políticos” con miras a las elecciones presidenciales de octubre, aunque lesione gravemente el ambiente. “Órdenes de Caracas”, es una de las frases más escuchadas en los diálogos entablados con estos funcionarios. Lo que resulta paradójico es que a fin de cuentas se trata de una obra cuyo propósito y atractivo primordial es la belleza del medio ambiente que está resultando significativamente lesionado.

Todo indica que la razón por la cual se decidió demoler toda la estructura del Teleférico y reconstruirlo, abultando costos y generando un gran impacto ambiental, es porque así el contrato resultó más jugoso y atractivo para los funcionarios gubernamentales y las empresas constructoras involucradas. Estas empresas, por cierto, son las mismas que en el pasado reciente ha criticado la representación del partido de gobierno en Mérida, señalándolas como “escuálidas y golpistas”. Hoy en día están conformadas en un consorcio que han denominado “Consorcio de Altura”, y con esa figura asumen la multimillonaria obra. Venezolana de Teleféricos, empresa estatal adscrita al Ministerio de Turismo, participa también en el denominado consorcio como parte importantísima en cuanto al aspecto operativo general en la obra y es el Estado a través de PDVSA quien coloca los recursos de todos los venezolanos para su realización.

Es indudable que existe una presión de sectores de la población que dependen económicamente del turismo para que se reactive el Teleférico. Pero es indudable también que se podría haber rehabilitado el Teleférico sin necesidad de demolerlo, en menos tiempo y con una fracción del gasto. El dinero que se ha gastado innecesariamente, con el único fin de engordar las arcas de burócratas y capitalistas, podría haberse destinado a otras necesidades sociales apremiantes, como los deteriorados sistemas de salud y educación, o incluso para el servicio de aseo urbano, totalmente colapsado en la ciudad andina.

Pacto rojiblanco a la vista

¿Cómo se explica entonces que sean empresas capitalistas con un pasado reciente golpista las que estén llevando a cabo la monumental obra llevándose la gran tajada? Según admiten personas ligadas a la obra y a la dirección del Psuv en Mérida, parte de los multimillonarios ingresos que obtendrán esas empresas irá a parar en la campaña por la reelección del Gobernador Marcos Díaz Orellana y en la propia campaña electoral para la reelección del presidente Chávez. Por debajo de los enfrentamientos públicos entre la MUD y el Psuv, existen convenimientos como este, que demuestran la verdadera naturaleza de la confrontación política en el estado Mérida y en el país, como una confrontación entre partidos que representan a los sectores empresariales que aspiran a controlar la renta petrolera, pero que no tienen mayores inconvenientes en pactar, negociar y cohabitar.

El aspecto monopólico no está ausente en la adjudicación de las obras. Por ejemplo, la familia Di Zio, dueña del Taller Chama, una de las empresas que conforman el Consorcio de Altura, además de haber construido el campamento en la estación La Aguada, tiene también contratada la demolición e instalación de las torres comprendidas en el tramo Barinitas-La Montaña. Además, una de las hijas del magnate Di Zio es quien también administra dicho campamento y el yerno de este Sr. Di Zio es también el Jefe de Cocina de ese campamento.

La afectación ambiental

Partiendo del hecho de que la obra se está llevando a cabo en un Parque Nacional, existe toda una legislación y condiciones que se deben cumplir para su ejecución. Esta normativa está siendo violada de manera flagrante y a la vista de las instituciones que deberían velar para que eso no ocurriese.

Mientras a la población se les restringe la realización de pequeñas obras, como por ejemplo las de carácter habitacional familiar en el Parque Nacional Sierra Nevada con el argumento de que esto afectaría el equilibrio ambiental y violaría la norma, para la reconstrucción del Teleférico sí se permiten agresiones en gran escala al medio ambiente y violaciones grotescas de la norma. Ya desde hace años, los excursionistas han venido observando como existe gran cantidad de materiales de desecho del viejo Teleférico apilados como escombros en algunas áreas de la montaña y hasta en los propios riachuelos que surten de agua a las comunidades de San Jacinto, La Pueblita, Mucunután, entre otros. Guayas viejas y piezas mecánicas se pueden observar cercanas a los caminos. La reconstrucción del Teleférico ha multiplicado el problema, pues ha generado toneladas de escombros.

Gran parte del material a instalar está siendo depositado a todo lo largo del sistema, agrediendo el equilibrio ambiental. A través de un recorrido por el área se pueden observar grandes piezas mecánicas que descansan sobre el frágil suelo paramero y su delicado frailejón. En las adyacencias de la estación La Aguada se construyó un campamento para más de 250 trabajadores con el propósito de que estos trabajadores pernocten durante toda la semana en el lugar. Esto ha causado una gran afectación en el parque debido en primer lugar a la remoción de la capa vegetal en una extensa área. El propio campamento genera gran cantidad de desechos humanos y de productos químicos de limpieza que el frágil ecosistema deberá soportar. A posteriori, en el lugar se instaló también una planta de tratamiento de aguas, pero esta medida ha resultado insuficiente. Durante un recorrido, el equipo de Laclase.info pudo verificar que las aguas negras del campamento van a parar directamente al parque debido a que el gran volumen de estas agota la capacidad del artesanal sistema de filtrado recién instalado.

Teleférico de Mérida, contaminación de aguas y suelo

Para la instalación de las nuevas torres que harán parte del sistema de tracción del nuevo teleférico deben primero demolerse las viejas torres. Esto implica la destrucción de las viejas bases las cuales están muy bien ancladas por lo cual han debido usarse martillos percutores de demolición y ablandamiento con potentes químicos. Al lado de estas sólidas bases una vez destruidas se construirán las nuevas bases. La justificación oficial de esta absurda medida es que las nuevas torres serán más altas ¿Y la doble afectación al ambiente? Es un asunto secundario según las autoridades encargadas de la obra.

El desmontaje y posterior acarreo de las viejas torres una vez demolidas causará una nueva agresión al ambiente, pero eso también es un asunto irrelevante para las autoridades, así como también lo es la disposición del material resultante de las demoliciones, el cual se puede ver a simple vista desde la ciudad de Mérida cuando elevamos la mirada hacia la estación La Aguada. Allí se puede observar lo que pareciera ser un pequeño deslave. No es ningún deslave, es que el material que van sacando de las bases de las torres lo van colocando en el limitado espacio que ellas ocupan en su parte inferior y como no hay espacio suficiente este material rueda libremente montaña abajo. En las otras torres ubicadas entre la estación La Montaña y Barinitas no se ve a simple vista pues por ahora ese escombro rueda entre la vegetación, sin embargo la afectación se puede observar en el área de las torres ubicadas entre la estación La Aguada y Loma Redonda.
Teleférico de Mérida, desastre ambiental

Pólvora a la vista

Como algunos de los anclajes, bases y estructuras no pueden ser demolidos con la rapidez requerida, las empresas del Consorcio de Altura han recurrido a las explosiones “para facilitar y agilizar la cosa” y así poder ir cobrando más rápido también sus valuaciones y así poder verle el queso a la tostada. Pero resulta que el uso de esta agresiva técnica no está permitido en Parques Nacionales. En el caso de los picos de la Sierra Nevada de Mérida, éstos cuentan con un disminuido glaciar, el cual se ha ido perdiendo rápidamente debido al calentamiento global y al calentamiento del clima local acelerado por la deforestación. Estas explosiones aceleran la desaparición de los pequeños glaciares que aun permanecen en los picos Bolívar y Humboldt, con lo cual irónicamente la obra contribuye a destruir uno de los atractivos que atraen al público usuario del Teleférico. Pero eso tampoco tiene relevancia para el Consorcio de Altura y al parecer tampoco para el propio Ventel que viene a ser la empresa de la casa en este caso.

La demolición de las estaciones también está generando toneladas de escombros, los cuales están siendo depositados en los alrededores, afectando a la fauna y la flora del lugar.

Es de destacar que las autoridades, tanto de Inparques como del Ministerio del Ambiente están al tanto de todo esto pues tienen funcionarios destacados en el lugar, pero atados de manos para actuar, por la decisión política del gobierno regional y nacional. Se trata de una obra que, además de los beneficios económicos ya mencionados para las empresas y los funcionarios involucrados, generará dividendos políticos, es decir votos en octubre, y las consideraciones ambientales son de segundo o tercer orden.

La violación a los derechos de los trabajadores

Los trabajadores que laboran en las diversas empresas que reconstruyen el Teleférico han acudido en muchas ocasiones a Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel) a denunciar condiciones de trabajo inseguras e insalubres. Pero los funcionarios de Inpsasel admiten que no pueden atender denuncias relacionadas con el Teleférico, no se pueden realizar inspecciones, pues es una prioridad política no retrasar las obras. Algunos de sus funcionarios hasta recomiendan llevar los reclamos a la sede regional del Psuv, pues existe un acuerdo entre el partido de gobierno y las empresas por aquello de la financiación de futuras campañas electorales locales, estadales y nacionales.

Eso significa entonces que los patrones capitalistas tienen luz verde para violar los derechos de los trabajadores, pues ni la Inspectoría del Trabajo ni Inpsasel pueden actuar en contra de este consorcio.

Aunque algunas empresas cumplen medianamente con lo concerniente a la dotación de implementos de seguridad y vestimenta para el clima extremo de la Sierra Nevada, otras no lo hacen y existen los casos en los cuales hasta cobran la dotación a los trabajadores. Quienes trabajan en la reconstrucción del Teleférico lo hacen bajo condiciones de extremo riesgo y en condiciones climáticas generalmente adversas, a veces con temperaturas por debajo de los cero grados centígrados, y en alturas elevadas, superiores a los 3 mil y 4 mil metros sobre el nivel del mar. Inpsasel dio luz verde a los empresarios para que ellos administren los niveles de riesgo y las condiciones de trabajo. Algunas empresas de las involucradas en la reconstrucción del teleférico hasta tienen millonarias multas en la Inspectoría del Trabajo, pero estas no les son ejecutadas.

En el Ministerio del Trabajo e Inpsasel están vetadas las denuncias que provengan de trabajadores maltratados por esas empresas que participan en la obra. Estas empresas son: Pialca, Capi, Toguman, Taller Chama, Briroca, Heli Swiss, así como las transnacionales Garaventa y Doppelmayr.

Este pacto sellado entre Gobierno y empresarios capitalistas tiene contra la pared a cientos de trabajadores. No existe en el denominado “Consorcio de Altura” ninguna cooperativa, ni Empresa de Producción Social, sólo grandes empresas privadas. La reconstrucción del Teleférico de Mérida resume toda una política antiobrera, contraria el medio ambiente, y favorable a los negocios capitalistas, en la que coinciden tanto el gobierno nacional como los sectores de oposición agrupados en la MUD.


Enlaces relacionados:

Anuncios
comentarios
  1. Anthony dice:

    Excelente articulo y que triste realidad la que se vive en ese lugar.
    Todo es con un fin político, estos gobiernos dan asco, gobiernos mediocres.

  2. Norelkis dice:

    de verdad que felicitaciones por este articulo, lo que están haciendo en esas montañas es un desastre, que tristeza que lo que llaman desarrollo es pasando por encima de nuestra madre naturaleza y por sobre el trabajo y el empeño de otros ciudadanos que dieron su fuerza de trabajo para construir lo que antes ya existía como el teleférico, hasta quitaron la imagen de la virgen de las nieves que tenia muchas décadas en el mismo sitio.

  3. Talib Ans. dice:

    Socialismo para el pueblo, capitalismo para los gobernantes….la naturaleza pasará factura y la cuenta será muy elevada…el pueblo algún dia despertará, se lenvantará y pasará factura tambien (eso espero).

  4. juan dice:

    Es un tanto tonto pretender que un obra de esta envergadura no generará un impacto ambiental significativo; se ha pretendido hacer ver que la obra original no causo tal impacto, algo totalmente falso, ya que se talo todo el trayecto del teleférico; aunque posteriormente fuera recuperado con Yagrumo esa es la razón que esa especie predomina en el recorrido como se puede observar desde la propia ciudad de Mérida; y es en este punto que nos debemos detener y exigir que se de a conocer el plan de mitigación o de recuperación del impacto ambiental que genera la obra; decir que las estaciones eran cómodas…..es mentira; es como decir que el terminal de Mérida es cómodo…esas estaciones no están consustanciadas con los estándares mundiales, y por ello era necesaria su reconstrucción ademas que no estaban adecuadas a los avances tecnológico recordemos que el nuevo teleférico es de ultima generación….el 2.0 de los teleféricos jajajaja

    • jerf11 dice:

      Saludos comandante!

      La cosa no es tan facil, te voy a transcribir un mensaje que me llego de un amigo que vive en Caracas y habla respecto a los salarios en el teleferico: “uno de los grandes peos con esto de los Trabajos en Altura, es que siguen creyendo que es un trabajo de obreros, te pagan un sueldito medio medio y sientes que te estan haciendo un gran favor.
      Echale bolas que, cuando hemos hecho trabajos en altura, hemos podido cobrar entre 600 y hasta 1000 BsF/día, según el trabajo y la dificultad, claro.
      Un cabeza de ñame que trabaje de prevención en una de las famosas “paradas” en PDVSA, cuando van a limpiar tanques o algo así, puede ganarse unos 10 palos en 15 días, y lo que hace es estar sentado en una ambulancia esperando que a algún obrero le pase algo…
      Lo que arrecha es que la gente dice “claro, es PDVSA, es una obra importantísima para na nación”, ¿y el teleférico no es una obra insignia del gobierno bolivariano, revolucionario guevarista castrista marxista perezgimenista peronista?… ¿acaso PDVSA es otro país donde se tiene derecho a ganar el triple de un obrero normal?”

      El daño ambiental es algo natural en un pais en desarrollo, lo que arrecha es el doble discurso, la doble moral! Por que conociendo como conozco la administración publica revolucionaria, unos cuantos miles de bolivares fuertes tienen que tener los funcionarios pa hacerse los locos

  5. juan dice:

    Sobre la violación de derechos laborales….eso si da riza…..se trata en efecto de una obra de alto riesgo…..son más de tres mil metros sobre el nivel del mar, no es una obra normal, común corriente y silvestre; esa es la razón de que los honorarios sean tal elevados; la razón por la cual no existe ninguna cooperativa, ni Empresa de Producción Social, sólo grandes empresas privadas es porque esas nuevas formas de propiedad socialista no cumplen, ni con la capacidad técnica, tecnológica y claro de capital para hacer una obra de esta envergadura; ademas si nos asumimos que en efecto los organismos del Estado no protegen a los obreros, cabe preguntarnos ¿por que no forma un sindicato? ¿por que no hacen una protesta? ¿por que no detienen la obra? ¿donde esta el partido comunista y la juventud de ese partido? supuesta expresión política del movimiento obrero….si eso es así es porque los obreros no tienen conciencia de clase; ademas son empresas alemanas que vayan a la embajada ya que aplican leyes alemanas de responsabilidad social….!!! claro la verdad es que esa situación de explotación no es tal…!!!

    • jerf11 dice:

      Tu y yo conocemos a un carajo que fue de la Junta Parroquial de Los Curos cuando empezaron a hacer la bomba de la mata, allí donde está Maduza. Ese carajo me conto, asi, claro y raspao, que a él lo invitarón a una fiesta en una quinta en La Mata, fueron ademas diputados del Consejo Lesgislativo, El Alcalde y otros secuaces. Allí les dieron wisky, comida, los llenaron de elogios y al final les pidieron que firmaran el permiso de la comunidad de Los Curos para construir la bomba, pasando por encima de una ordenanza que declara la zona como protectora. Me pregunto, ¿El desarrollo de Mérida justifica construir una bomba a menos de 10 metros del talud que da al Rio Albarregas?, lugar donde usted y yo sabemos, en cada temporada de lluvia se origina un deposito de agua producto de la desembocadura de una parte de la quebrada la hacienda?

      Si la vaina es así, pues entonces dejemos de caernos a mojones y como tu dices, legalicemos lo ilegal y ya! Todos felices 🙂

  6. walter guillen dice:

    muy buen articulo..! yo creo que un país en “desarrollo” precisamente debe de tener planes y estrategias que en ningún momento vayan en contra de los derecho propios de la madre tierra, es decir, si esto no es así no estamos en desarrollo, al contrario contribuimos al daño inmenso que hace el capitalismo, en todo el planeta, que la obra es muy importante..!! si es verdad, echa en revolución, súper importante, pero se pudo haber tomado medidas extremas de seguridad para los obreros y mas aun que no generen un impacto tan grande como lo están haciendo en todo el recorrido del teleférico en nuestra hermosa sierra nevada, es un espejo mas de lo que se hizo con el trolebús, daños inmensos e irreversibles causados a la flora, fauna autóctonas nuestras…!

  7. José Gregorio Martínez Dávalos dice:

    Buen día camarada! Noto muchas imprecisiones y juicios vinculados a la obra, quizás producto de la desinformación o la información mal intencionada, de cualquier manera cada quien es responsable por lo que dice, escucha, y en este caso, reproduce… Obviamente por encima de todo cada uno de nosotros es responsable también de lo que hace o deja de hacer. La Obra de Construcción del Nuevo Teleférico de Mérida esta concebida primeramente desde la conciencia de su ubicación, la cual hemos antepuesto a la propia dificultad técnica, logística, operativa, y demás etcs… Lo invito a que nos encontremos y me dé la oportunidad de hacer de su conocimiento y el de todos aquellos preocupados verdaderamente por la preservación de nuestros espacios naturales, todo lo dispuesto en materia ambiental, para hacer de este trabajo una actividad coherente en todos sus componentes. Si en algo coincido con usted, es en las fallas comunicacionales que seguimos presentando y que dan espacio a especulaciones con intereses mezquinos. Por último compañero, no me queda más que felicitarle por su espacio, pero recuerde siempre al padre cantor cuando nos orienta, “La inocencia no mata al pueblo pero tampoco lo salva, lo salvara su conciencia y eso me apuesto el alma”. José Gregorio Martínez Dávalos, (algunos datos de este mensaje fueron omitidos para proteger la identidad del autor), Gerente General del SIstema Teleférico de Mérida.

  8. jerf11 dice:

    Estimado José Gregorio.

    Agradezco mucho que te hayas tomado el tiempo de leer lo expuesto en este Blog.

    Sin duda cada impresión mia parte de una vision muy limitada, a pesar que intento indagar e investigar pormenores.

    Acepto la propuesta de reunirnos, no solo conmigo, sino con todo el conglomerado de activistas ambientales y voy más allá, pues pertenezco desde hace años a ese grupo de voluntarios de rescate y andinistas que aspiran tener su espacio en la nueva infraestructura del Teleferico de Mérida.

    Mi correo electronico es: jerf11@hotmail.com

  9. […] Teleférico de Mérida: Trabajadores – medio ambiente – ¿desarrollo? […]

  10. […] Mis consideraciones sobre el nuevo Teleferico […]

  11. […] Teleférico de Mérida: Trabajadores – medio ambiente – ¿desarrollo? […]

  12. […] Teleférico de Mérida: Trabajadores – medio ambiente – ¿desarrollo? […]

  13. […] Mis consideraciones respecto a los trabajos en el Teleférico de Mérida « Juan E Rondón F (J… dice: 4 junio, 2012 a las 11:28 […]

  14. […] Teleférico de Mérida: Trabajadores – medio ambiente – ¿desarrollo? […]

  15. JOrge Luis dice:

    Impresionante que tenga que haber piado alguien DE ABAJO para que los otros de arriba ENTRE COMILLAS respondan y se den por aludido. Menos mal que existe aun gente que está viva más alla de su quincena y de SUS INTERESES

  16. […] Teleférico de Mérida: Trabajadores – medio ambiente – ¿desarrollo?. […]

Gracias por leer mi articulo, si deseas deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s