Hablar de los sucesos del 11, 12 y 13 de Abril de 2002 quizás resulte trillado y cansón, más aún cuando los clichés y relatos se han multiplicado y difundido durante estos 10 años. Por eso no voy a caer en los mismos discursos, voy a relatar lo que fue una experiencia desde el punto de vista de un ciudadano de la provincia, ciudadano sin poder alguno, sin responsabilidad política de envergadura: MI EXPERIENCIA. Lo que vivió un simple habitante de Los Curos.

Jueves 11 de Abril 2002

Al recordar los sucesos, no puedo dejar de detallar el clima de aquel 11 de abril de 2002 en Mérida: nublado y frío.

Subo muy temprano a la Facultadde Ciencias para entregar un trabajo y trabajar un rato en el Laboratorio de Computación, en el cafetín se comenta la situación de Caracas, la marcha y los debates políticos opositores. A las 10am  me informan que mi hermana menor está en el hospital a punto de parir, así que me traslado al hospital y acompaño la familia por unas dos horas. La radio retransmitía en cadena a los canales de televisión.

En aquella época era secretario de la Dirección Parroquial del MVR en la Parroquia Osuna Rodríguez (Los Curos), así que llame al Concejal Néstor Hugo Angulo (Coordinador Parroquial MVR) a fin de conocer si tenía información sobre alguna línea impartida por el presidente. Néstor Hugo me dice: “…no tengo información”.

Me traslado a casa de mi madre, donde aprovecho la señal de TV por cable para empaparme de las noticias, empezaba a sospechar que algo podrido se estaba gestando en la marcha y las acciones de la oposición en Caracas. Puente Llaguno era mostrado una y otra vez como la prueba de los asesinatos de Chávez. Llegaban mensajes sobre la renuncia de Chávez, pero las mismas eran desmentidas por Néstor Hugo quien se mantenía en comunicación directa con parte de la dirigencia del MVR Mérida.

La situación se pone confusa y a eso de las 7pm los canales de Televisión empiezan a anunciar la salida de un avión desde el Aeropuerto de La Carlota, indicaban que acababa de salir del país la familia del presidente Chávez (Marisabel de Chávez y su hija), por lo tanto la caída del gobierno era inminente. En ese momento Néstor Hugo nos llama a fin de trasladarnos hacia el centro de la ciudad, específicamente a la Plaza Bolívar, con el objetivo de defender la gobernación pues se tenia información que una caravana opositora se estaba organizando para llegar hasta allí. Recuerdo que tome una cabilla y la metí en el carro que nos haría el traslado (otros compañeros hicieron lo mismo), ingenuamente pensé: “si algún adeco o copeyano se acerca a la gobernación, un cabillazo se lleva”. Nos llegan informaciones respecto a la situación en la ciudad, el transporte público prácticamente estaba paralizado, en zonas residenciales se escuchaba algarabía, en Los Curos había una especie de silencio reflexivo.

Al llegar ala Plaza Bolívar y bajar las cabillas alguien nos dice: “compatriotas pónganlas de aquel lado (señalando el sector dela Plazaque da frente a la Catedral)”, mi asombro fue enorme al ver la cantidad de cabillas, palos y otros objetos depositados. Parecía que, sin nadie haber dado la orden, el sentido común era apertrecharse de cualquier cosa para defender la Gobernación.

Mucha gente se aglomero en la Gobernación, un televisor pantalla gigante y otros de pantalla pequeña fueron movidos y puestos para que el público viera las transmisiones de Venevisión, RCTV y hasta la TAM. A las 8pm se abren las puertas de la gobernación, muchos entran, otros salen; hay confusión y se comienza a exigir por medio de consignas la presencia de Florencio Porras, Gobernador de ese entonces. Pasado un rato, Florencio aparece y nos dice que “Chávez sigue en el poder”. La algarabía es grande, hay abrazos, suspiros y muchas expresiones del puño en señal de victoria. Habían acordonado con un perímetro de dos cuadras a la redonda a la Plaza Bolívar, eso impidió que algunos provocadores de la oposición pasaran con sus carros.

A las 11 pm sale de nuevo Florencio Porras, esta vez nos pide que nos retiremos, que era necesario descansar y evitar un enfrentamiento, ya su tono no era tan alegre, más bien daba a entender que algo malo estaba sucediendo. El resultado del pedido fue una pita y muchos gritos diciendo “NOOOOOOOO”. El cansancio vencía, además los medios ya hablaban de una renuncia del Presidente. La moral en todos los presentes en la Plaza Bolívar y el edificio de la gobernación se desmorono.

Decidimos regresar a Los Curos con Néstor Hugo y convocar a, quizás, la última reunión del Comité Parroquial del MVR.

El golpe se estaba consumando…

Enlaces relacionados:

Anuncios
comentarios
  1. […] Mi visión: Jueves 11 de Abril 2002 Valora esto: Compartir esto:Correo electrónicoImprimirMásDiggShare on TumblrMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. […]

  2. Elizabeth vivas dice:

    Me parecio superinteresante y por demas realista, no dudo
    Ni por un momento la veracidad de Los hechos, muy bueno.

Gracias por leer mi articulo, si deseas deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s