Murio mi perro, SAR

Publicado: 14 abril, 2006 en Comunidad, Montañismo y Escalada
Etiquetas:

 

SAR es mi perro, un pastor alemán mestizo negro. Fue el alfa de su camada, llego a mis manos en marzo de 1999 a través de un amigo, Benito Briceño, quien me lo dio como regalo de cumpleaños.

 

Le puse SAR pues en parte pretendí que aprendiera sobre Búsqueda y Rescate (Search And Rescue) cosa que nunca logre. Desde cachorrito lo saque a la montaña, recuerdo que la primera vez que salio fue reactivando la Brigada Libertador, un curso de supervivencia en selva que dictamos en los curos, la practica se hizo por Pozo Azul, estaba muy pequeño y rodaba a cada rato, una noche lo metimos en la carpa y mientras yo dormía hizo sus necesidades dentro, ensuciando la carpa.

 

Luego lo lleve a La Culata, con el primer curso básico de la brigada. Tenia un año ya y algunos aspirantes no lo toleraban, sobre todo Jean Carlos, así que decidí que Jean lo alimentara y se ocupara de él. Mi objetivo era que los aspirantes aprendieran a tolerar a mi perro. Quien no tolera animales, muy poco lo hace con personas.

 

Pero la excursión que más me marco, fue la del III Curso Básico de la Brigada, en esa oportunidad estaba acompañado de Walter, Alfredo y Francisco, por supuesto mi perro, fue la travesía subiendo por los Callejones y llegando a la Mucuy. Es una ruta dura, pero especialmente al llegar a Pico Espejo. Fue saliendo de Pico Espejo cuando el perro se echo sobre la roca, abrió su hocico y su lengua colgó de inmediato. En esa ruta hay muy poco agua y las rocas tienden a ser filosas, razón por la cual las patas del perro se rompieron y no pudo andar más. Vacié mi morral, repartí mi equipo con los muchachos y metí al perro en mi morral. No se imaginan cuanto pesaba. Muy cerca de Thomajoma me ayudo Walter, luego francisco, así llegamos a la Laguna Verde y al otro días continuamos llevándolo en mi morral hasta llegar a la Mucuy, de allí hasta Los Curos y estuvo una semana completa que no se levantaba, le curamos sus patas y permanecía en la sede de la Brigada de reposo.

 

No solo fue en montaña que SAR compartió con la familia, en la brigada fue todo un gran compañero, luego que renuncie a ella, él continuaba yendo hasta allá y a veces permanecía hasta dos semanas sin ir a la casa.

 

En una oportunidad la señora Tamira, artesana amiga de mi mamá, me pidió que sostuviera al perro para ella tomarle unas fotografías y así hacer una escultura del perro. Lo hice, ella tiene la escultura, es imponente y casi del mismo tamaño, sin duda un buen trabajo, está en la casa de La Casa de la Cultura Juan Félix Sánchez.

 

Sin duda alguna, un gran perro. Mi tributo compañero!!!! Contigo aprendí el significado del dicho: “Es más fiel un perro que cualquier ser humano!!”

 

Anuncios
comentarios
  1. Juan dice:

    ESTIMADO AMIGO AL IGUAL QUE UD. ME DOLIO LA PERDIDA INREPARABLE DE SAR FUI UNO D ELOS MIEMBROS DEL PRIMER CURSO BASICO DE LA BRL, LO FELICITO POR SUS MEMORIAS DE SAR, ME HAS HECHO RECORDAR A TRUMAN UN PRESIDENTE DEL IMPERIO QUE DIJO "SI QUIERES UN AMIGO EN WASHINTON COMPRATE UN PERRO"

  2. […] Adiós Chica, salúdame a mi compañero SAR […]

Gracias por leer mi articulo, si deseas deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s